26 de abril de 2007

Las empresas contra la cultura

Hace ya tiempo que quería hablar de esto, pero el cierre del portal educativo de la BBC a causa de las protestas de empresas privadas que consideran que supone una competencia desleal contra sus intereses es la gota que colma el vaso. El cierre viene amparado por la Comisión Europea, que atendió la demanda de los empresarios.

Esta es la misma Unión Europea que presiona a España para que ponga un canón a los préstamos bibliotecarios. ¡A la mierda la cultura, vamos a por la pasta! parece ser el lema de un sector cultural que cada vez se desentiende más de la especificidad de su sector (salvo a la hora de poner el cazo y llorar para pedir subvenciones públicas) para limitarse a cuadrar las cuenta de resultados.

No demasiado lejos quedan las continuas denuncias de la Comisión de las Telecomunicaciones obligando a cerrar redes wifi municipales, como la de Barcelona, porque "no son de interés público" y tienen que autofinanciarse y no detraer recursos públicos.

Es decir, que mientras existan intereses mercantiles privados que satisfacer, el interés público, el derecho a la cultura y la democracia participativa no son de aplicación. Claro, después nos quejaremos de que la Unión Europea ya no entusiasma y los ciudadanos la ven distante y problemática. Para los europeistas, este tipo de noticias son como un puñetazo en la boca.

VIVA EL MAL; VIVA EL CAPITAL (citando a la Bruja Avería)

2 comentarios:

Jose dijo...

Lamentablemente esto es lo que hay. Las élites pseudo-culturales, con el respaldo nada disimulado de los políticos, están tratando de sacar tajada a nuestra costa. Y a ciencia cierta que lo están consiguiendo. Triste pero cierto :-(

Uberum dijo...

Solo tengo dos palabras
Im presionante